Inicio / Novedades / Noticias / Mantener la Navidad todo el año es posible!

Mantener la Navidad todo el año es posible!

paisaje

Si tuviera que definir la vida con una palabra seria Gracias, cuando se vive en y desde el agradecimiento la vida se ve desde otro prisma. La vida te regala momentos, personas, oportunidades que te ayudan a caminar, a definir y situar tu camino. En estos días mientras contemplamos el Misterio el corazón se llena de recuerdos emocionantes, se remueve el alma cuando nos acordamos de momentos, de nombres por los que solo podemos dar las Gracias por haber sido parte de nuestra vida, de nuestro crecimiento y de nuestros valores.

El agradecimiento nos lleva a cambiar la mirada, a mirar los pequeños detalles a veces tan insignificantes para algunos, pero tan grandiosos para otros, como pueden ser una sonrisa que sale desde lo más profundo del ser aun cuando las circunstancias de la vida no son como uno
espera, también cuando nos encontramos con una mirada llena de miedos, de angustia, de inseguridad, que lo único que necesita y busca es una mirada compasiva, de ternura, de misericordia.

El agradecimiento ayuda a descentrarse de uno mismo para ser manos y pies de los que vagan por la vida sin un rumbo fijo, que están sentados en las orillas del camino esperando a que alguien les tienda la mano y les muestre y les diga que la vida tiene sentido, que está llena de luz a pesar de la tiniebla que es pasajera, que la soledad es menos soledad cuando está habitada por Aquel que ha nacido en una pobre cueva para ser luz y guía de nuestro camino, que es aliento en nuestras noches oscuras, en nuestros cansancios, que es esperanza en nuestras luchas y desánimos.

¿Cómo no vamos a vivir desde el agradecimiento cuando nos ha regalado el mayor de los regalos, como es el AMOR? El amor es entrega, es servicio, es generosidad, es tiempo para darlo a los que sufren, a los que necesitan de una mirada, de una sonrisa, de compasión  y  misericordia.

El Misterio de la Navidad lo podemos seguir contemplando a lo largo del año, no es algo momentáneo, ni pasajero de una época del año en la que nos reunimos con seres queridos y tenemos reencuentros con gente cercana, el Misterio de la Navidad está presente todos los días del año cuando estamos atentos a las necesidades que surgen dentro de nuestra casa, a nuestros padres, hermanos, abuelos que posiblemente estén más débiles y necesitan de nuestra compañía para que no sientan la soledad tan cerca, el Misterio está presente cuando acompañamos a nuestros amigos o compañeros de clase en momentos difíciles en su vida, cuando ayudamos a la gente en la calle aunque no la conozcamos, cuando le devolvemos una sonrisa a un niño que nos mira con ojos brillantes y se conforma con una sonrisa, cuando saludamos a un vecino o damos las gracias en cualquier circunstancia.

Que el Misterio de la Navidad nos ayude a ser Luz de quien solo ve oscuridad, Compañero de camino cuando la senda es difícil y Palabra para tener siempre palabras de aliento y esperanza.

 

BA MIC

Top